Odeón lleva al límite la experiencia y el factor emocional con su nueva imagen

Tras más de año y medio de obras y más de 10 millones de euros de inversión, hemos convertido a Odeón en uno de los centros más modernos de España y en todo un referente en Narón y en la comarca de Ferrolterra, donde está situado.

Para su transformación, hemos llevado al límite las posibilidades de generación de experiencia a través de la arquitectura. Hemos convertido su exterior en un espectáculo de luz y color mágico y sorprendente, donde la “O” de Odeón, símbolo de la nueva y divertida imagen de marca, cobra absoluto protagonismo y apuntala el papel clave de la iluminación como factor emoción.

Esta impactante metamorfosis exterior se ha acompañado de una profunda renovación interior, que ha dotado al centro con zonas de descanso con atmósferas más cálidas, confortables y sociales, terrazas interiores y exteriores y espacios comunes y comerciales más amplios y luminosos.

La nueva decoración está inspirada en el Ferrol de principios de S.XX y en las amplias alamedas y zonas de paseo que adornan su centro urbano. Siguiendo esta línea argumental, se ha dado forma a diferentes espacios en los que predomina la comodidad del mobiliario y la vegetación, y que han sido concebidos para producir en el usuario una sensación de privacidad, aislamiento y confortabilidad -similar a la que encuentran en sus hogares-, donde disfrutar de la lectura, la conversación o como lugar de reunión.

Otro de los puntos distintivos de la nueva imagen es el paisajismo, que se ha cuidado hasta el extremo para aportar un pulmón verde al centro.

La fusión de todos estos elementos, arquitectura, iluminación, interiorismo y branding, han convertido la reciente reinauguración de Odeón en un éxito rotundo. Marca un antes y un después en la historia del centro y lo convierte en un lugar único donde compartir experiencias y en modelo de reposicionamiento de imagen, que servirá de espejo para otros centros.